La 'e-salud' se perfila como una herramienta clave para resolver los problemas de la sanidad. Decenas de miles de pacientes británicos no tienen a sus radiólogos en su propio hospital, ni en su ciudad, ni siquiera en su país. Ante la falta de especialistas, el National Health Service lleva años llegando a acuerdos con clínicas extranjeras. Algunas están en Bélgica, otras son suecas -una de las cuales, Telemedicine Clinic, tiene sede en Barcelona-, a las que envían las imágenes por Internet (resonancias magnéticas, por ejemplo). Allí las analizan y remiten de vuelta a sus colegas del otro lado del canal de la Mancha, informes con el diagnóstico del enfermo en una particular variedad de subcontrata sanitaria.
http://www.ehealthweek2010.org/